REVIEW DEE SNIDER – FOR THE LOVE OF METAL

Si tuviéramos que imaginar a Dee Snider durante todo este disco, sería metralleta en mano, balas en la cintura y cruzadas en el pecho, a lo Rambo (el cintillo no es necesario). Y si cualquiera duda en apretar play, basta hacerlo y que suene la batería demoledora de Lies Are a Business para dejarte de una pieza.

Con Twisted Sister oficialmente disuelto luego de la lamentable muerte del batero A.J. Pero y posteriormente enfrentando al deceso de su madre, Dee Snider empezó a asistir a shows de hardcore y metalcore junto a su hija y comenzó a sentirse cómodo dentro de esta nueva generación de metal que lo acogió como la eminencia que es.

Dee es un artista que a lo largo de su carrera, se ha caracterizado por un estilo muy propio, lleno de himnos de guerra que se convierten casi en mantras o frases motivacionales (como cada uno quiera llamarles), hecho que se perdió bastante en su trabajo solista anterior We Are The Ones, que a ratos sonaba bastante soft rock y a otros, a Marilyn Manson (y sí, aquella versión acústica de We’Re Not Gonna Take It que le dio urticaria a varios).

Con esta nueva placa, Snider confirma que es un camaleón que aprendió a moverse como pez en el agua entre las nuevas generaciones, razón por la que este disco cuenta con la producción, composición y arreglos de Jamey Jasta de Hatebreed. Ambos artistas hicieron un excelente trabajo en fusionar lo clásico, la esencia de Dee Snider con un sonido actual y llevar la guerra a nuestros días. El fraseo, la forma en que explotan los coros, el sonido de las guitarras, los arreglos son propios de un sonido moderno. La ira, la rabia,  las letras, las líneas melódicas son parte de la esencia clásica de Dee.

Fort he Love of Metal es un grito de guerra, una declaración de principios, rápido, sudoroso; lleno de solos atómicos, furioso, un clamor de libertad, donde Twisted Sister, Dee Snider, Hatebreed, Lamb of God, Megadeth, Accept y el sonido clásico de Judas Priest en discos como Painkiller se escuchan a modo de influencia. Si despiertan con bajón o es de esos días en que te quejas por inercia, este es el disco (y Become the Storm el tema).

Es además, un álbum lleno de colaboraciones estelares. Los temas fueron escritos por otros músicos, como Howard Jones (Light the Torch, ex Killswitch Engage), Mark Morton (Lamb of God)  Alissa White-Gluz (Arch Enemy), Joel Grind and Nick Bellmore (Toxic Holocaust) y Charlie Bellmore (Kingdom of Sorrow).

Dee Snider está enojado y es así como lo queremos. For The Love of Metal ha traido a nuestro Dee de vuelta. Al de We’re Not Gonna Take It, tema que prestó por un momento a su amigo Donald Trump para su campaña, quitándosela después por considerarlo un racista ; al Dee de Stay Hungry, que probablemente nos mataría por leer las comparaciones con el pasado porque en esta placa deja en claro que el cantante no vive de la nostalgia. A lo que vamos, Dee, es a que la esencia guerrera, de agitar masas y hacerlas pensar sigue ahí. A ser capaz de trasladar tu sello personal a material escrito por gente 30 años más joven que tú, demostrando que la música no tiene barreras. Eso es el amor al metal.

HIGHLIGHTS :

Tomorrow’s No Concern, I’m Ready, Become the Storm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s