THERE IS LIFE EVEN AFTER WHITE LION’S GHOST?

Escribí este artículo en Noviembre del 2009, cuando tuve la oportunidad de ver a Mike Tramp y su show solista en la ciudad donde estudiaba en ese momento. No se pierdan a White Lion en nuestra edición de Más que One Hit Wonders este Jueves 18 de Octubre a las 20:00 Chile en Mundo Bizarro , a través de Hobby FM

***

Aarhus, Dinamarca. Noviembre 2009

Mike Tramp está cansado de oír hablar de White Lion, se nota en su cara, en su voz. Sigue rockeando solo, vende sus propios discos en un stand. Pero los fans piden a la banda que lo vio consolidarse en los dorados años ’80.  

Estaba esperando el concierto de Mike Tramp en Aarhus desde que llegué, desde que me di cuenta de que a esta ciudad le falta rock. Es como en esos pueblos chicos donde nunca pasa nada y por ende, cuando algo pasa, lo esperas por meses.

Claramente, no es el evento de año en Aarhus. Yo me imaginaba que el show de Mike Tramp estaría asociado de alguna u otra manera al rock, que habría música ad hoc antes y después del recital y por cierto, que en el público al fin podría encontrar la respuesta a dónde estaban todos los rocker@s de la ciudad.

Pero no. Estoy sola, con un vodka naranja, cómodamente sentada en un local de madera y rodeada de vejetes que parecen ser los ex compañeros de colegio de Tramp, ni siquiera veo algún rockero old school, mientras suena algo parecido a ¿Diana Krall?… Excuse Me Mister, ¿el concierto de Mike Tramp es aquí o me equivoqué de recital y pagué por ver a Norah Jones? (Debo aclarar que no me desagrada esa música pero no era lo que yo había pagado por ver!).

Mike ¿qué pasó con el rock and roll? … Las respuestas a ambas preguntas yo las había contestado minutos antes cuando recién llegué al lugar. El día ha sido uno de los más horribles de mi tiempo en el lugar. El invierno está empezando, no pensé que me afectara tanto, pero cuan oso he dormido todo el día. Literalmente. Mi espacio ha sido invadido por mi room mate AKA Waldina, ser mitológico de 4 cabezas con un apetito voraz, que controla mis horarios, habla hasta el cansancio, constantemente emite chillidos agudos y que ayer osó tocar mis zapatos… Y mis zapatos, son sagrados.

El invierno, la nostalgia, Waldina y mi adicción a torturarme internamente me tienen hastiada. Cuando desperté eran las 6 de la tarde y el concierto a las 8. Me cuestioné varias veces si ir. El ghetto (sí, donde vivo) me atrapa, hace frío, no hay nadie con quien rockear y por supuesto, no sé exactamente dónde queda el lugar. Pero ya he decidido que la única forma de protegerme tanto de la nostalgia, de las depresiones repentinas, de mi adicción a la tortura mental autoinfligida y hasta del invierno es socializar, tener planes b, tratar de mantener algo parecido a la vida que dejé en Chile. Aunque sin rock, sin rocker@s y sin partner… es difícil.

Pero hice un esfuerzo por mi propia sanidad mental y partí sola, con frío y sabiendo que iba a dar mil vueltas antes de llegar al lugar.

Mike con White Lion en Chile 2008

Cuando al fin lo hice, vi un stand lleno de poleras, discos de Mike Tramp solista…. Y a Mike Tramp: candidato a la segunda sonrisa más sexy del rock and roll después de Jon Bon Jovi,  el mismo que cantaba Broken Heart, Lady of the Valley, Wait y Tell Me con esa voz raspada que a las mujeres nos parece muy sexy y uno de los pocos de la década de los ochenta que no está hecho un esperpento gracias a tanto carrete, minas y droga.

Sin pensarlo dos veces me acerco. – Hola- Lo saludo – Eres Mike Tramp – Él se larga a reír

  • Sí, el mismo
  • Wow, te vengo siguiendo desde que tengo como 14
  • ¿En serio?
  • ¿Eres de acá? – Pregunta
  • No, estoy haciendo un magister en la Universidad de Aarhus y vine sola porque mis amigos no escuchan rock…
  • Ya nadie lo hace
  • Somos pocos…
  • Bien por ti! ¿De dónde eres?
  • De Chile
  • ¿De Chile?
  • Sí, de hecho te fui a ver con White Lion un par de años atrás… Ese recital estuvo…
  • Increíble… uno de los mejores shows que recuerde… De hecho lo considero mi último show con White Lion aunque después estuvimos en otras partes
  • Sí, fue un show increíble –

No podía creer que estaba conversando con Mike Tramp de White Lion. Lo amaba desde que era una adolescente, me sabía Pride y Big Game de memoria y suspiraba viendo el video de Tell Me. Nos quedamos hablando un rato de Chile, de música y entonces la inevitable pregunta

Al final del show de White Lion en Chile 2008

  • ¿Puedo sacarme una foto contigo?
  • Sí, claro… Pensé que ibas a decir que te ibas a gastar miles de coronas en estas cosas… – Sonrió irónico
  • Bueno, ya tengo casi todos tus discos en mi casa
  • Estaba bromeando – Dijo al tiempo que me dirigía al personaje con el que Tramp conversaba antes de que yo interrumpiera y el cantante me dice – Tienes suerte de que junto a nosotros esté el mejor fotógrafo del mundo –

Cuando vi a Tramp en Chile junto a su ex banda, le pedí a, en ese entonces uno de mis “amigos”, que trabajaba en un conocido medio asociado que me dejara entrar a tomarme una foto con él. El individuo (que posteriormente me serruchó el piso, quedándose con mi trabajo de ese entonces) se hizo el loco hasta el final. Pero siempre logro que quiero y ahí estaba mi foto con Mike Tramp. Hace dos años, tuve que hacer malabares para tratar de sacarme una foto con él, ayer en Aarhus, Dinamarca, me pregunté ¿Por qué Mike Tramp estaba vendiendo sus propios discos en su stand? …

El nuevo material de Tramp se aleja del rock and roll eufórico de los ochenta pero es casi imposible no asociar ese timbre de voz con su ex banda y no distinguir en sus nuevas baladas los mismos matices.

La banda de Mike, Rock and Roll Circuz, se compone de 4 miembros más, maquillados y vestidos oscuros pero ad hoc con la temática circense, entre ellos el mismo bajista con el que estuvieron tocando en Chile y una chica que hace las segundas voces y le da un toque más Floyd al sonido. Es buen material, más contemporáneo y aunque parezca extraño, es menos comercial pero más cercano al pop. El rock and roll aún no se ha ido y Mike Tramp y compañía aún tienen highlights por mostrar, además de temas acústicos y lentos.

Mike y su banda Rock n’Roll Circuz en Aarhus, 2009

En el público sólo hay un par de rockeros que creen que están en un concierto y saltan abrazados, se saben los temas y corean junto con Tramp que simpatiza con ellos, hasta que uno grita – White Lion!!! – Y eso, a Mike no le gustó. Finalmente y por cansancio accedió a tocar Little Fighter. Personalmente, considero que White Lion tiene varios temas mejores que ese como Lady of the Valley, Broken Heart, Tell Me y por supuesto, Cry For Freedom pero de seguro es un tema de derechos, Mike Tramp vendió casi todos los suyos en los ‘90s.

El par de rockeros estaban eufóricos, pero Tramp niega con la cabeza y mira al cielo como preguntando hasta cuándo, por qué la gente no reacciona igual con sus temas propios que con los temas de su ex banda y la respuesta es simple: White Lion es White Lion.

Mike en los años dorados de White Lion

Ambos lados son entendibles. Si yo tuviera una ex banda como esa, luego hiciera mi carrera solista y a nadie le importara una mierda, también me sentiría cansada, enojada y estigmatizada, casi como esos actores que no pueden salirse de un papel y que nunca más hacen películas por esa razón. Y eso es exactamente lo que pasa con el front man y su ex banda, es imposible no relacionarlos.

Mike Tramp se veía entre molesto, incómodo y hasta triste. En Chile, jamás podría habérmelo encontrado vendiendo sus propios discos. Pero en Dinamarca, su tierra natal, Mike Tramp no era dios.

Los rockerillos tenían enfermo a Tramp y a todo el público. Se hacían notar  y alentaban a una audiencia de a lo más 30 personas para que aplaudieran, como si estuviéramos en un talk show detrás de cámaras o algo así.

Pero obtuvieron lo que querían. Cuando Tramp cerró con Little Fighter, siguieron presionando para que la banda volviera a salir. Con no muy buena cara y acompañado por una guitarra acústica, Tramp entona una diferente versión de When The Children Cry, el clásico de los clásicos, tema de temas, hits de hits de White Lion.

Mike Tramp y su fantasma, White Lion. Photo by Waring Abbott/Michael Ochs Archives/Getty Images

Cuando el show terminó Mike Tramp volvió a su stand. Lo felicité por su show y sus temas solistas, conversamos un rato  pero en ese momento, vi que los rockerillos apestosos venían hacia nosotros. – Ok, me tengo que ir. El bus pasará pronto – Mike sonríe y yo entre derretida y conmocionada de verlo en un stand vendiendo discos, sonrío de vuelta- Bye Mike, keep rocking –

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s