REVIEW CRAZY LIXX- FOREVER WILD

Si pusiéramos a las bandas de la nueva escuela de slaze y glam rock escandinava en una sala de clases, sería fácil identificar a las diferentes figuras: Crashdiet sería ese personaje atormentado, que no es malo pero por alguna razón las cosas se le han hecho difíciles y eso lo ha hecho convertirse en un problem child bastante inestable. Ahí en el rincón de atrás, Hardcore Superstar, los desordenados. En otro rincón, Reckless Love, los niños bonitos y populares, a los que les va bien con las chicas. Y entonces, tendríamos a Crazy Lixx, el líder innato, ese que sabe exactamente lo que quiere y qué hacer para conseguirlo; quizás con algún cargo como presidente de curso, ese niño aplicado pero con estilo propio, inteligente y bien puntudo, que algunos profes encuentran confianzudo.

Y es que a Crazy Lixx no le ha costado encontrar su esencia. Ha debido enfrentar otros desafíos pero la identidad no es uno de ellos. Se trata de una de las bandas con un sello propio inconfundible  dentro de su estilo.

Como conoce muy bien su identidad, Crazy Lixx lo ha pasado bien en su adolescencia, a diferencia de Crashdiet por ejemplo, cuyo camino ha sido un poco más tortuoso. No se ha confundido ni ha desvariado, comenzando con Loud Minority que inició su carrera el 2007, siguiendo con New Religion (2010), Riot Avenue (2012), Crazy Lixx (2014) y el penúltimo Ruff Justice (2017).

Forever Wild es su quinto álbum de estudio, segundo con los guitarristas Chrisse Olsson y Jens Lundgren en sus filas y si bien, la esencia de Lixx siempre ha estado clara, este álbum es una obra cúlmine, equivalente a ese momento en la vida en que eres adulto pero no un viejo y no sólo te conoces a ti mismo, sino que como que empiezas a gustarte. Te caes bien y tu esencia ya es un statement que resplandece.

Y es que en este disco la esencia de Crazy Lixx no sólo está clara sino que brilla : Solos flashy, guitarras despampanantes, coros apoteósicos.

La ventaja de Forever Wild es que se basa en lo más preciado que puede tener cualquier álbum: grandes canciones. La producción, el virtuosismo, los arreglos, los adornos, claro que potencian el material. Finalmente, el trabajo de todos estos aspectos es simplemente ese, convertirse en un apoyo para la materia prima. Y cuando ésta es de calidad, el trabajo pinta para convertirse en una obra maestra como Forever Wild, un trabajo en que todo, desde la materia prima hasta la producción, arreglos y ejecución son realmente brillantes.

Crazy Lixx brilla como nunca en este disco luego de varias placas de gran calidad pero que parecían ser más de lo mismo. El anterior Ruff Justice es un buen trabajo pero lo cierto es que presentaba a unos Crazy Lixx que ya habíamos visto y re visto. Forever Wild, sin embargo, se escucha fresco y creo que simplemente tiene que ver con un mejor período creativo, mejores canciones y el asentamiento de los guitarristas nuevos.

Los coros apoteósicos en capas tipo Def Leppard siguen ahí, también las guitarras herederas del sonido de Van Halen y las melodías melosas a punto, justo en la medida correcta para no hostigar, herencia de bandas como Bon Jovi. Forever Wild es un disco brillante, que se hace corto, perfecto para un road trip o una fiesta. Es hard rock de primera y de nuestra era. Con un sonido prolijo y guitarras protagonistas que conversan con las líneas vocales, tal como en el tema Silent Thunder.

(She’s Wearing) Yesterday’s Face tiene un poco más de calle, sonando a Skid Row en sus inicios y  Mötley Crúe en el opening para terminar haciendo referencia a la mejor época de Bon Jovi en sus primeros discos: pandero en mano, coros tipo himno, hechos para ser coreados en un estadio. Eagle, es el tema más 80s del álbum, muy en la línea de baladas ochenteras AOR como Burning Heart de Survivor.

Los desafíos de Crazy Lixx, de los que hablábamos al principio, tienen que ver con no repetirse, huir de la autocopia y no sentirse demasiado cómodos para seguir avanzando. La vara para el disco siguiente queda diametralmente alta pero creemos que Crazy Lixx es el líder del curso: tiene una confianza avasalladora en lo que puede lograr y una inteligencia sonora inconmensurable. Lo volvemos a decir: Dentro del hard rock, Forever Wild es una obra maestra y quizás, lo mejor de este 2019.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s