REVIEW SANTA CRUZ – KATHARSIS

Desde el 2013 que habíamos perdido a Santa Cruz, muchos pensamos que para siempre. Luego de su aclamado Screaming for Adrenaline de ese año, la banda comenzó a experimentar con sonidos y estilos sin lograr dar con su identidad. Luego de su debut, Santa Cruz sonaba como un revoltijo estomacal entre Guns N’ Roses, Limp Bizkit y Children of Bodom que decepcionó a muchos, precisamente, porque pintaban para ser una de las revelaciones del hard rock/heavy metal de esta década.

Claro, muchas veces, lo que se escucha es reflejo de lo que viven las bandas. No sabemos si es primero el huevo o la gallina pero junto con los fiascos de su homónimo del 2015 y Bad Blood Rising del 2017 (coronado como el peor disco del año según Heavyfonía, lee el review acá ). En Marzo de 2018, Santa Cruz terminó disolviéndose y haciendo honor al nombre de su última placa.

En una escandalosa y mediática revuelta por redes sociales, el cantante, Archie Cruz, alegó por Instagram que el grupo lo había echado del bus que los llevaba de gira por Estados Unidos y que sus compañeros habían dejado la banda. El guitarrista Johnny Cruz indicó vía redes sociales también, que efectivamente se iba del grupo, seguido de bajista y baterista porque en la banda “había problemas que no podemos resolver aunque intentamos todo. No puedo quedarme en una situación en la que me asusta si alguien se daña de manera irreversible a sí mismo u otros. Es por eso que me voy.”

Los fans reaccionaron en contra de Archie, acusándolo de traicionar a sus compañeros, tener una actitud déspota, moverse exclusivamente por dinero y ser adicto a drogas y alcohol.

Como resultado, Archie quedó solo en el grupo pero a un año de su disolución ya había reclutado nuevos músicos y empezado a lanzar singles de adelanto de lo que sería su nueva placa lanzada en Octubre de 2019, Katharsis.

Katharsis marca el regreso de Santa Cruz pero hay que recordar que la banda no es la misma. Hay algo de hard rock pero los elementos modernos son mucho más fuertes y prominentes. Es evidente que Archie Cruz era el de la idea de seguir experimentando con este sonido. Sin embargo, esta vez el resultado no es tan desastrozo, resulta algo más armónico y de alguna manera, la banda se las arregla para reafirmar una identidad perdida hace mucho rato.

Las reminiscencias a Children of Bodom siguen ahí. El sonido tiene bastante de Pantera y la New Wave of American Heavy Metal y a ratos recuerda a Black Veil Brides en la era de Set the World on Fire y Wretched and Divine, con voces guturales, mezcla de melodías, teclados, sonidos envasados y guitarras pesadas, muy en la veta de ZakK Wylde.

La intención de rock-rap sigue presente en temas como Bang Bang y es que por lo visto, la intención de Archie Cruz es sonar lo más ‘americano’ posible (y volvemos a la obsesión de Finlandia con Estados Unidos, lee más acá ). Sigo sin entender esta obsesión de sonar como otras mil bandas que se enfrascan en este sonido NWOAHM. Siento que a pesar de ser un disco mejor logrado, donde no se notan tanto las dicotomías, es decir, un trabajo más homogéneo, con mejores terminaciones, bordes no tan afilados, Katharsis sigue siendo un álbum que se pierde en un estilo sobre expuesto a estas alturas.

Si bien Katharsis abarca influencias que van desde  30 Seconds to Mars de la era This is War, muy patente en el track Into the War hasta Muse en el tema True Believer que remite a Psycho, los finlandeses dan en el clavo en canciones como Tell Me Why o Testify, que se acercan un poco más al hard rock melódico de antaño pero conservan la línea moderna, el peso y distorsión de las guitarras y las baterías rotundas, escuchándose muy bien. Es posible que este sea el nuevo camino que Santa Cruz deba explorar. Mención especial para el cover de Time After Time de Cindy Lauper. Muy bien logrado!

El grupo probablemente aún no encuentra su identidad pero es posible que Katharsis sea un buen comienzo y que esta nueva formación logre dar con ella. Es incuestionable que Santa Cruz ha cambiado definitivamente el rumbo pero a diferencia de sus discos previos, Katharsis parece ser un indicador de que van bien encaminados. No es una obra maestra, quizás es un álbum de transición pero sí es un trabajo honesto, que tiene varios highlights y que merece ser comprendido y escuchado en su propia esencia.

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s