GET IN THE RING: LA ESCARAMUZA ENTRE VINCE NEIL Y AXL ROSE

Dos tipos malos. Una damisela en peligro. Un periodista intrépido y un montón de amenazas e insultos. Un mal western. Rounds que se quedaron en palabrerío. Nunca nadie se subió al ring.

1989. Izzy Stradlin tomaba un avión hacia Los Angeles para comenzar a trabajar en el nuevo material de Guns N’Roses, cosa que no le hacía ninguna gracia. La fricción entre el guitarrista y el cantante y ex viejo amigo Axl Rose ya comenzaba a sentirse… y a causar un escozor que terminaría en un shock séptico. A pesar del éxito abrumador, Stradlin no pasaba por un buen momento y se sumía en un mundo de alcohol y drogas. De hecho, cuando tomó ese avión ya estaba ebrio y una vez dentro, se le ocurrió la brillante idea de encender un cigarrillo.

Izzy Stradlin

De inmediato fue abordado por la auxiliar y el guitarrista no recuerda con precisión pero “seguramente le dije que se fuera a la mierda”*. Como no pudo fumar, entonces se le ocurrió mear. Mear en uno de los basureros del avión a vista y paciencia de todo el mundo.

Causa y efecto. El avión aterrizó en Phoenix antes de llegar a su destino, sólo para que Izzy fuera arrestado por interferir con el vuelo y ofender la moral y buenas costumbres. “Me acuerdo de haber pensado ‘Mierda, la cagué de nuevo” pero esto recién empezaba.

Meses después, en Venice Beach, Los Angeles, Stradlin se encontraba en libertad condicional debido al incidente pero a pesar de ello, esa noche salió al bar Cathouse. Y como las cosas siempre pueden ser peor, se encontró con quién originaría una de las peleas más legendarias de la historia del rock and roll.

Sharise Neil era la esposa de Vince. Se habían conocido cuando ella trabajaba como luchadora en barro y  asistió con sus compañeras a la casa del cantante de Mötley Crüe, que había contratado el espectáculo para sus amigos. Rubia, de bronceado californiano, curvilínea pero fibrosa, “Era la más acérrima luchadora, siempre ganaba y se veía bien haciéndolo. Era todo mi tipo”, recuerda Neil.

Vince y Sharise Neil

Cuando empezaron a salir, Sharise dejó sus actividades y “desarrolló un hábito de comprar carteras de 20 mil dólares al mes. Y en vez de pelear con otras chicas, discutía conmigo todo el tiempo. La sobriedad puede ser sencilla para otros pero a mí me seguía el alcohol” declara el cantante en la biografía del grupo, The Dirt.

Antes de que lanzaran Dr. Feelgood, Vince decidió desconectarse de todo y se fue a hacer rafting con sus amigos por diez días a Idaho: “Era la mejor forma de estar sobrio: lejos de Sharise, el teléfono, la banda, los bares. Sólo sol, pendientes y ejercicio”.

Pero la paz es frágil para alguien como Vince Neil. Ese día llamó a su esposa y ella, sollozando le contó que había estado en Cathouse y que Izzy había tratado de coquetearle

“Vince: ¿Izzy Stradlin?

Sharise : Sí, estaba hecho mierda. Le dije que me quitara las manos de encima porque yo era tu esposa y agarró mi blusa y la bajó

Vince: Ese imbécil

Sharise : Pero esa ni siquiera es la peor parte. Le pegué una bofetada en la cara ,por supuesto y él me lanzó una patada de karate en el estómago. Me noqueó, me dolió mucho. Todo el mundo lo vio.

Vince: Ese pedazo de mierda! La próxima vez que lo vea voy a matarlo”*

La ‘próxima vez que se vieron’ fue en los MTV Video Music Awards de ese año, dos semanas después del diálogo entre Vince y su esposa.

Neil esperó que Axl e Izzy terminaran su presentación junto a Tom Petty “y cuando Izzy se bajó del escenario, viéndose como una cruza entre Eric Stoltz en Mask y Neil Young, yo lo estaba esperando”.

“Vince : ¿Anduviste molestando a mi esposa?

Izzy : ¿Y qué?

Toda mi sangre se fue a mi puño y le pegué. Le pegué fuerte, justo en la cara. Cayó al suelo como una vaca”*.

Mientras Fred Saunders (manager de seguridad de Mötley Crüe) lo agarraba para contener la pelea, Vince gritó “La próxima vez que la toques, te mato”. Antes de salir del lugar, Axl Rose se aproximó amenazando al cantante que recuerda que Rose “parecía un dobermann con mucho maquillaje”.

Según la versión de Neil, cuando él se dio vuelta y lo encaró, “Axl me miró y chilló como una gallina ‘Sólo deja de molestar a mi banda” Dijo y se fue.

A pesar de que Guns N’Rose había teloneado a Crüe durante el tour de Girls Girls Girls y llevaban una buena relación, desde el momento en que se atravesaron dos frontman de las bandas más bulladas del momento, Izzy Stradlin y Sharise Neil pasaron a un segundo plano y dejaron de ser tema.

Sharise, Vince y Skylar, hija de ambos que posteriormente falleció.

Es acá donde entra Mick Wall, periodista de Kerrang! , quien había escrito numerosos artículos sobre Guns N’Roses, manteniendo cercanía con Slash y Duff. ¿Les suena su nombre? Es porque el escritor, es mencionado en el tema Get The Ring : “…y eso va para todos los imbéciles en la prensa que quieren empezar mierda imprimiendo mentiras en vez de las cosas que dijimos. Te estamos hablando a ti Andy Sercher de Hit Parader, revista de circo, Mick Wall de Kerrgang! Bob Guccione Jr. de Spin (…) aprovecharse de los malditos chicos que pagan el dinero que ganaron con sacrificio por leer de las bandas que les gustan, imprimiendo mentiras, empezando la controversia…”. Lo cierto es que nunca nadie se subió al ring pero la historia es entretenida.

Axl había quedado atravesado con el incidente de los MTV Awards. Según Wall, en 1990 recibió una llamada del cantante invitándolo a su casa porque tenía algo importante que decir.

“Cuando llegué  a su departamento, Axl despotricaba. Era por el cantante de Mötley Crüe, Vince Neil que le había pegado a Izzy por la espalda un par de noches atrás. La pelea había sido por la esposa de Vince que había dicho que Izzy la había acosado pero Axl insistía en que había sido al revés y que había sido ella la que había empezado a coquetear con Izzy”, recuerda Mick.

Mick Wall entrevistando a Alice Cooper

Y continúa su relato “Axl estaba muy enojado. Iba hacer que Vince pagara. Empezó a decir que quería ‘matar a ese maldito’ y por 10 minutos alegó antes de que yo alistara mi grabadora. Decía cosas locas, imaginaba qué le iba a hacer a Vince si se lo encontraba. Así es que antes de empezar la entrevista, yo escribí algunas de las cosas que había dicho, incluyendo frases como “donde él quiera, con pistolas o cuchillos”.

El periodista indica que le preguntó varias veces si estaba seguro de lo que estaba diciendo o si quería retirar lo dicho. “No. Me hago cargo de cada maldita palabra”, contestó Axl.

Vince Neil y Nikki Sixx

Mick escribió el artículo pero al leerlo terminado encontró que las aseveraciones del cantante  contra Vince eran muy fuertes,  así es que lo contactó nuevamente en caso de que el tema se hubiese enfriado un poco y quisiera retirar lo dicho. La respuesta fue la misma que cuando le preguntó la vez anterior.

Pero estamos hablando de Axl Rose. Una de las personalidades más temperamentales, violentas y caprichosas del rock. Cuando la entrevista apareció en la portada de Kerrang! Los fans de Crüe y Guns se dividieron (¿dividir para gobernar?) “Axl quizás estaba atravesado con Vince Neil pero además hizo algo que nadie quería en ninguna de las dos bandas: declaró la guerra”, relata Mick Wall en su artículo para Classic Rock ‘What’s it like when Axl Rose calls you out in a song?’ de 2017.

Entre medio, a nadie ya le importaba Izzy, que incluso llamó a Neil para disculparse por el incidente. Ambos vocalistas ensalzaban la controversia enviándose mensajes a través de la prensa. Nada más macho alfa. Seguramente los dos sabían dónde vivía el otro pero así y todo, la solución era ladrar a través de los medios que cubrían la noticia con fascinación. Axl, en entrevista con Famous Last Words dijo que Vince había hablado mal de él con gente que lo conocía y esto había llegado a sus oídos.  Vince retó a Axl a través de MTV a una pelea. El cantante de Mötley Crüe hasta quería que fuese televisada. Eddie Van Halen y Sammy Hagar se habían ofrecido para auspiciar el combate en el Madison Square Garden. Slash y Duff estaban molestos pero seguían siendo amigos de los Crüe porque según el relato de Neil en The Dirt “ellos sabían lo imbécil que era Axl”.

De acuerdo con la versión de Mick Wall, cuando el cantante de Guns N’Roses se dio cuenta de que había llevado las cosas muy lejos, su primera reacción fue apuntar hacia la prensa como causante de todo el embrollo, involucrando principalmente a Mick. Una reacción típica de Axl, “Nada era su culpa. Si algo había salido mal, debió ser porque otro se había equivocado. En este caso, yo”, agrega el periodista.

Primero, le pidieron una copia de la cinta que contenía la entrevista. Mick Wall, otro divo, se negó a entregarla. Le dio rabia que su palabra no fuese suficiente y el tema quedó ahí. Hasta 1991.

Hace rato que Wall tenía la intención de hacer un libro recopilando todas las entrevistas y artículos que había escrito sobre Guns N’Roses para Kerrang!. Y esto obviamente, no le gustó nada a Axl, que lo llamó un día, citándolo en un bar, donde apareció con su equipo de publicistas y según el periodista relata, sin si quiera mirarlo a los ojos, sino hablándole de perfil, le dijo que si publicaba el libro “Te buscaré y te mataré”. Trataron de intimidarlo contándole una anécdota de “lo que le habían hecho a alguien que se había cruzado en su camino”. Wall recordó lo temible que sonaba Axl cuando hablaba de Vince Neil. Cuando apareció el review de la aparición de la banda en Rock in Río II en la revista, nuevamente recibió una llamada a las 2 AM : “Hola Mick, es Axl. Estoy sentado, leyendo la nueva Kerrang! Y te quería decir que te veo en la corte, amigo”. Y colgó.

Mick Wall

Entonces fue Mick Wall quién llegó a su tope. Y su ego, no era menor: “Me cansé de sentirme amenazado por alguien que sabía que podría botar de un solo golpe si tuviera las bolas de andar sin guardaespaldas”.

Wall se defiende “¿Inventé todo esto” Háganme un favor y pregúntense ¿para qué? Los Gunners eran el Oasis de la época y lo hermoso de escribir sobre ellos, precisamente era que pasaban muchas cosas a su alrededor. Lo último que tenías que hacer era inventar. La controversia y titulares los seguían a todos lados (…) ¿Cuál había sido mi error? Escribir las cosas como las había visto. Veamos, ¿Axl podía escribir sobre “niggers” y “faggots” en One in a Million pero yo no podía escribir sobre GN’R siendo rodeado de guardaespaldas y tratando mal a la gente?.”

El libro de Wall fue publicado en 1991, su nombre quedó inmortalizado en una de las canciones de Use Your Illusion II y hasta el 2014, cuando Axl Rose era elegido el mejor cantante de la historia, Vince Neil subía a Facebook el comentario “LOL” para luego bajarlo de las redes. Muy macho alfa. ‘Take a Ride on the Wild Side’, ‘They’re outta get me’. Nunca nadie se subió al ring.

 

 

*Relato de Izzy Stradlin en Watch You Bleed de Stephen Davis

*Relato de Vince Neil en The Dirt

*What’s it like when Axl Rose calls you out in a song? By Mick Wall. Classic Rock Magazine. 28 Agosto 2017.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s