LOS DISCOS DE SLASH SOLISTA RANKEADOS

Mitad hombre, mitad bestia. Amado y odiado, Slash es un personaje que genera de todo, menos indiferencia. Ciertamente, no es un guitarrista técnico. No calza con la perfección matemática de Petrucci, con la estricta pomposidad barroca de Malmsteen o la fusión perfecta de técnica y atmósfera de Steve Vai. Quien busca aritmética que compre un par de libros de Baldor, la gracia de Slash no va por ahí. Vamos a nuestras raíces: Los guitarristas de blues. Sí, eran buenísimos pero por sobre todo, tenían actitud. Luego The Beatles, los Stones, Black Sabbath y Motorhead. El rock and roll tiene que ver más con la actitud que con la música de conservatorio.

Credit Image: © Jerome Brunet/ZUMA Press

De fácil digestión, puede que se le haya crucificado por tener un sonido más comercial. Puede que para el común de la masa sea un ídolo y eso sea un repelente de snobs que no entienden por qué el guitarrista de Guns N’Roses figura dentro de los mejores de la historia. Puede que por el contrario, para los más instruidos, Slash sea un gusto adquirido. Puede que sus habilidades técnicas queden cortas pero hay algo que Saul Hudson exuda por cada poro y es lo que justamente hace que algunos de sus solos hasta puedan cantarse: F.E.E.L.I.N.G.

Es así como para conmemorar el cumpleaños 55 del hombre del gorro de copa, me enfrenté a lo que puede ser una pesadilla para cualquier fan, de cualquier tipo de música: ordenar los discos in crescendo. Acá va lo que es al menos en mi humilde percepción, el orden de los discos de la carrera en solitaro de Slash.

*Ojo que, aunque suene majadero, debo recalcar que esto es un ranking totalmente personal!! Son bienvenidos los comentarios de sus respectivas preferencias 😀

6.- SLASH, 2010.

No deja de ser una muy buena compilación de estrellas como Ozzy, Lemmy y Fergie y canciones poco memorables. Destaca más bien por su notoriedad a nivel de nombres pero no por su calidad musical.

 

 

 

5.- LIVING THE DREAM, 2018.

Es un buen disco. Myles Kennedy&The Conspirators siempre son un aporte al sonido de Slash. The Call of The Wild, My Antidote, Mind Your Manners son todos temas increíbles. Lost Insde The Girl tiene ese aire oscuro que me remitió a Neither Can I, el opening de la primera placa de Slash’s Snapekepit. The Great Pretender encarna la melancolía pura de esos solos en los que la Les Paul de Slash parece llorar a mares, lejos uno de los mejores temas de su carrera. Lo cierto es que no hay nada malo que decir de Living the Dream pero dentro de este apretado ‘ranking’ considero que es menos potente que World on Fire y de los discos de la era Snakepit que creo, encarnan mejor la esencia del guitarrista.

4.-WORLD ON FIRE, 2014.

Peca quizás de ser un disco largo, aunque los temas sean buenos y el sonido impecable. World On Fire, Automatic Overdrive, Stone Blind y Avalon entre otras son potentes, de estadio, himnos que se volverán clásicos. Entre temas con slide guitar como 30 Years to Life, la melancólca Bent to Fly y otros tracks dignos de un viaje en carretera como Wicked Stone, World on Fire representa muy bien la vibra hard rockera y esos riffs para saltar en cancha, muy clásicos del sonido de Slash. 17 canciones en 1 hora y 17 minutos, el único defecto de este álbum es que al ser largo, se presta para tener un par de temas de relleno.

3.- AIN’T LIFE GRAND, 2000.

Lanzado a principios de milenio y bastante más ambicioso que su predecesor, Ain’t Life Grand tiene ese toque Aerosmith, más cercano al rock clásico desde que aprietas play y se libera Been There Lately y ese rag time furioso. Ni la crítica ni su sello lo recepcionaron bien, sin embargo hoy, y con la óptica del tiempo transcurrido, el último de Slash’s Snakepit esgrimió un sonido bastante ecléctico, a ratos duro, como en Shine y a ratos más cabaretero, más David Lee Roth como en el tema que da nombre al disco. A pesar de ser lanzado en el 2000, es un álbum que tiene muchos sonidos noventeros, un toque alternativo, experimental y dejos de esa oscuridad aterciopelada del grunge de Stone Temple Pilots y Alice in Chains.

El cantante Rod Jackson es un punto decisivo. Su potencia y registro son indiscutibles. Tiene una versatilidad casi teatral, ostentando a ratos una voz profunda digna de la Big Band (de la que presume en el tema Mean Bone); un sonsonete que funcionaría en una banda funk o se acomodaría perfectamente a un grupo como INXS pero que de la nada, se torna rockero al desgarrarse. No sé qué tan bien se hubiese amoldado a trabajos posteriores de Slash porque a ratos su grandilocuencia eleva quizás demasiado una propuesta de rock simple y a la vena. A pesar de esto, el cantante juega un rol crucial y entrega carácter a todo el disco.

2.- IT’S 5 O’CLOCK SOMEWHERE, 1995.

Mientras se discutía el futuro de Guns N’Roses, Slash juntó a Matt Sorum, Glby Clarke, Dizzy Reed, Mike Inez de Alice in Chains y Eric Dover, ex Jellyfish y guitarra de Alice Cooper para grabar su disco solista. Le ofreció las voces a Axl pero el cantante consideró que los temas no eran lo suficientemente buenos (ahhhh pero quería usar los temas para el siguiente disco de GNR…).

It’s Five O’Clock Somewhere es una fotografía de Slash en su mejor época, bluesero y decadente, con olor a caña de cigarrillo y Jack Daniel’s. Con harmóncas y slide guitar. A ratos sleaze, a ratos oscuro; desvestido y probablemente, el álbum más honesto y menos pretencioso de su carrera.

Eric Dover quizás no es un cantante virtuoso como Myles Kennedy, ni tiene el registro de Rod Jackson. Sin embargo, el feeling con el que despliega su voz a lo largo de todo el disco les hace el peso, crea una atmósfera más oscura, sin pretensiones y es quizás por eso que se amalgama a la perfección a la vibra del disco, a diferencia de Jackson que a ratos suena muy grandilocuente dentro de una banda de rock simple como lo es Slash’s Snakepit.

A los que amen el trabajo del guitarrista en Guns N’Roses, este es el disco solista que más tocará su fibra, con ese hard rock disparatado de temas como Dime Store Rock, Monkey Chow o el blues sucio de Neither Can I y Beggars&Hangers On, que perfectamente pudo ser un tema de su futuro proyecto Velvet Revolver. De hecho, si hay un disco donde encontrar las semillas de VR, es indudablemente este. La carátula está diseñada por el hermano de Slash, Ash Hudson.

1.- APOCALIPTIC LOVE, 2012.

Ha sido un largo camino pero Slash es uno de los pocos músicos que formó parte un monstruo del rock que ha logrado hacerse un nombre a parte del grupo que lo vio nacer. Y lo logró básicamente porque dio con la fórmula de un sonido independiente de GN’R pero que a la vez, no dista tanto de la banda alguna vez apodada como ‘la más peligrosa del mundo’.

Dicho sonido se consolidó en Apocalyptic Love. Snakepit se origina en una época experimental y muy cerca de GN’R. Posteriormente, en el homónimo, el guitarrista es quien menos se luce. Velvet Revolver es un cuento a parte. La identidad de Slash como solista, se define en este disco.

Y no sólo eso. De los miembros de Guns N’Roses, Slash es hasta el momento quien goza de la carrera en solitario más exitosa y la prueba está en que lo que más pudo acercarse, sería la desastrosa versión de GN’R de Axl con su Chinese Democracy.

Apocalyptic Love es un disco que contiene la esencia furiosa, oscura y sexy de Slash, presente en It’s Five O’Clock Somewhere pero pulida. Si su primer disco con Snakepit era para tocar en cantinas y bares, Apocalyptic Love es un álbum de estadios.

A esto se suma que se trata del primer disco en que Myles Kennedy se acopla al guitarrista de manera oficial. Slash es un show a parte en el escenario pero no es un Yngwie. Es un músico que brilla mucho más con una contraparte fuerte, funciona bien en grupos y en duplas, ya sea con Michael Jackson, Eric Dover o Myles Kennedy.

La voz nasal de Kennedy, a lo Klaus Maine de Scorpions y temas como Halo, You’re A Lie o Anastasia hace de este álbum una bomba y una declaración de principios. Para conocer la identidad de Slash y su esplendor como solista, es imposible pasar por alto Apocalyptic Love.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s